Fandom

My little pony fan lavor

Fanfic:La verdad sobre celestia capitulo 1

1.663páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios13 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Capítulo 1

LA CONFESIÓN DE Celestia

Tres meses después de que Twilight fuese convertida en alicornio y coronada princesa de Equestria Celestia enfermo de una extraña enfermedad, que al parecer solo afectaba a los alicornios. La princesa de Equestria dio orden de que Luna, Cadence y Twilight permanecieron apartadas de ella para evitar contagiarse.

—Lo siento, altezas. Es la enfermedad de Laurancia. No se conoce ningún remedió. Solo podemos procurar que su majestad se encuentra cómoda durante sus últimos días—dijo el doctor a las otras tres princesas. Los cuatro se encontraban fuera del dormitorio de la princesa del sol.

— ¿Sus últimos días? Va a…

—A morir, princesa Luna—respondió el médico.

—No. ¡No puede ser!—dijo Luna entrando precipitadamente en el dormitorio de la enferma, donde está última se encontraba en compañía de algunos guardias y dos doncellas. Twilight quiso seguir a la princesa de la noche pero Cadence la detuvo.

—Deja que entre ella sola. Es su hermana.

—De acuerdo. Lo comprendo—contesto Twilight.

Luna entró en el dormitorio.

— ¡Celestia!

—Márchate, Luna. Tú también eres una alicornio, podría contagiarte.

—No me importa, no te dejaré.

—Ya he cometido muchos errores, no dejare que enfermes. Guardias, llévense a la princesa Luna fuera de este cuarto y que no entre ningún alicornio a verme.

Los soldados expulsaron de la habitación a la visitante, quien se resistía. Seguidamente quisieron entrar Cadence y Twilight pero tres guardias les cerraron el paso.

—Lo sentimos, altezas. La princesa Celestia ha ordenado literalmente que ningún alicornio se acerque a ella—dijo uno de los soldados.

Cadence hizo brillar su cuerno y los militares se quedaron dormidos.

— ¿Cómo lo has hecho?—dijo Twilight a Cadence.

—Un simple hechizo del sueño. ¿No te lo enseño mi tía?

Ambas alicornios entraron en el dormitorio.

— ¡Cadence, Twilight! ¿Qué hacéis aquí?—se sorprendió Celestia.

—Tía. ¿No pensarías en serio que un puñado de soldados iba a impedirnos el paso?

—No deberíais haber entrado. Este virus podría contagiarse a vosotras.

—No nos importa, princesa. Queremos que sepa que tanto vuestra hermana como nosotras dos estaremos con usted—dijo Twilight.

Celestia uso su magia para abrir un cajo del escritorio de la habitación, saco una especie de diario de él y se lo dio a Twilight

—Twilight, cuando regreses a Ponyville lee este libro. Es una confesión. No te gustará su contenido pero si voy a morir al menos lo hare con sinceridad.

—Pero… ¿Por qué me lo da a mí?

—Porque se refiere a ti y a tus amigas. Lo entenderás cuando lo leas. Ahora marcharos, por favor.

Twilight y Cadence salieron de la instancia. Cuando la alicornio morada regreso a Ponyville ya era de noche pero se puso a leer el libro de su tutora. La primera página parecía una especie de prologo, pero a continuación el resto del texto parecía está escrito como si fuese un diario. La poni se extraño al ojear el libro, no parecía haber fechas escritas, que raro ¿Por qué Celestia había escrito un texto sin fechas? ¿Quería mantener en secreto el momento de los acontecimientos narrados? Lo mejor era leerse todo el texto de principio a fin.

Mi vida toca a su fin. Me da miedo la muerte, por ello no puedo irme al otro mundo con mentiras, la Diosa-Alicornia, Artemisa, no me dejaría pasar. Mi alma quedaría flotando sin rumbo en el espacio. No puedo confesarme en persona porque mi enfermedad podría extenderse, por ello escribo esta confesión para dejar constancia de las injusticias que he cometido. En primer lugar, y sobretodo describiré mi relación con mi discípula, Twilight Sparkle, desde el principio.

Hoy ha llegado una nueva estudiante a la academia. Su nombre es Twilight Sparkle. Es una plebeya de seis años, pero sus habilidades innatas de magia así como su corazón y mente limpias la convierte en una posible sucesora mía. Yo no pienso dejar el trono pero si muriera accidentalmente alguien tiene que sucederme. Mi hermana sigue exiliada en la luna, de modo que necesito una sustituta y la nueva alumna podría serlo aunque para ello tendré que pulirla. En caso de no morir podría usar igualmente las dones de la niña para mi propio beneficio.

Twilight dejo de leer ¿Celestia la había escogido como su sucesora? Entonces ¿Por qué había cedido el trono a Luna? ¡Qué raro era todo aquello! Y sobretodo ¿La princesa del sol quería aprovecharse de las habilidades mágicas de Twilight?

El primer paso para pulir a la nueva estudiante será internarla en la academia. Si solo se tratase de enseñarla magia podría hacerse mediante clases presenciales de mañana, para que el resto del tiempo lo pasase con su familia, pero si va a sucederme o a convertirse en princesa conviene adiestrarla sin que intervengan terceras personas. No se le debe prohibir a la niña visitar a sus padres y su hermano mayor porque sería contraproducente, pero sí es posible prohibirle a su familia que la visite a ella salvo en determinadas fechas. Para compensar a los padres de la alumna y también para aprovechar mejor sus habilidades les he nombrado magos estatales.

Cada vez que la niña esta con sus parientes su hermano, Shining Armor, la insiste en que vuelva a casa aunque tenga de dejar la academia, por ello he propuesto al chico para ser cadete de la guardia real, él no lo sabe, solo recibió un correo de solicitud y publicidad para formar parte del grupo militar. Es un honor demasiado grande para una familia de unicornios de clase mediocre pero al menos me le quitare de encima.

Twilight quedo frustrada y asombrada. ¿Celestia la había apartado voluntariamente de su familia?

Tengo la impresión de que estoy concediendo demasiados privilegios a una familia de clase media; primero, a la niña la hice mi aprendiz personal; después a los padres les nombre magos estatales; y ahora el chico ingresa como cadete en la guardia real. En fin… para obtener beneficios a largo plazo primero hay que invertir.

Mi discípula me ha pedido permiso para quedarse con un bebe dragón al que ella misma incubo mediante magia, esta criatura se llama Spike. Es ridículo que una unicornio crie a un dragón pero he accedido, puede ser una forma de que la chica asuma responsabilidades.

La niña ya lleva un año en la academia. Es muy hábil con la magia pero carece de habilidades sociales, esto es un arma de doble filo; por un lado el hecho de que mi discípula no tenga amigos me permite moldearla como yo quiera, pero al mismo tiempo hace que ella no tenga dotes de diplomacia ni de mando. Con el tiempo tendré que preocuparme de que Twilight haga amistades pero todavía no.

La niña ya lleva diez años estudiando conmigo, ha de tener amigos, esto es complicado. He intentado que ella se relacione con gente de la elite de Canterlot, pero los modales refinados y pulidos de la aristocracia son demasiados complejos para una niña tan poco sociable. Por ello he decidido que Twilight frecuente con las clases medias, al menos de momento. Ya habrá tiempo para pulir sus modales pero primero es necesario que aprenda a relacionarse. Sin embargo no puedo buscar a cualquiera. Necesito gente con unas determinadas características:

1. Que apoyen a mi discípula.

2. Que Twilight se sienta cómoda e identificada con ellos.

3. Qué tenga aproximadamente la misma edad que mi estudiante.

4. Que me sean fieles.

He mandado a investigar por toda Equestria y finalmente he encontrado a cinco ponis de Ponyville, que aunque son una pandilla de rústicas, encajan con mis expectativas. Cuando mis investigadores me hablaron de ellas pensé que estaban bromeando.

Applejack es una poni de tierra, grajera ordinaria y con mal gusto.

Fluttershy es una pegaso tímida que apenas sabe volar.

Pinkie Pie es una poni terrestre y una loca de las fiestas.

Rainbow Dash es una pegaso presumida.

Rarity es una unicornio remilgada.

A pesar de todos estos defectos creó poder usar a esta pandilla para pulir a Twilight. Sin embargo no puedo presentárselas directamente, por ello he decidido enviar a mi discípula y Spike a Ponyville mediante una excusa. Además dicho pueblo es un lugar perfecto para usarlo como cabeza de turco en caso de que algún villano ataque Equestria.

Twilight dejo caer el libro, estaba asombrada. ¿Celestia consideraba mediocre a su familia y ordinarias a sus amigas? ¿La princesa había usado Ponyville como señuelo para los enemigos de Equestria? La alicornio morada recordó entonces que dicho pueblo había sufrido varias veces varios ataques de diversos villanos, como Discord o Nightmare Moon ¿Cómo la princesa del sol podía ser tan cruel? Su mentora siempre se había comportado con ella como una segunda madre, entonces ¿Todo era mentira?

Mi hermana está a punto de escaparse de la Luna. No puedo volver a encerrarla porque los elementos de la armonía ya no me obedecen, estos talismanes ahora han otorgado voluntariamente su poder a Twilight y las ordinarias, quienes han logrado devolver a mi hermana al sendero del bien. En tal caso tal vez ya no necesite a Twilight como sucesora pero puede serme útil para otras cosas. La he ordenado que a partir de ahora viva en Ponyville y me reporte por carta sus lecciones. La intención de estas misivas no es evaluarla académicamente sino conocer sus pensamientos e ideas propias. Spike quiere quedarse con ella, que se quede ¿Pará qué voy a cuidar de un dragón?

Me revienta que los elementos de la armonía ya no me obedezcan, ahora al parecer depende de Twilight y sus amigas. Al final va a resultar que yo, la gran princesa de Equestria, soy quien depende de mí estudiante y no a la inversa. Si por mi gusto fuera yo me habría nombrado emperatriz, porque Equestria no pinta nada como un principado, es un imperio, pese a que este nombre se dé al Imperio de Cristal. Absurdo, un imperio no forma parte de un reino ni tampoco de un principado. Un imperio se compone de varios reinos y países fusionados entre sí mediante un único gobernante. Yo soy la gran gobernante de toda Equestria, entonces ¿Por qué los elementos de la armonía ya no me obedecen? ¿Por qué han decidido otorgar su poder a seis plebeyas? ¿Es qué ahora soy yo quien ha de depender de mi alumna y sus amigas? No, eso no lo permitiré nunca. En fin… parece ser que el título de reina y emperatriz molesta a muchos, incluso a la aristocracia, de modo que continuare llamándome princesa, aunque soy una emperatriz.

Mi alumna ya lleva un año en Ponyville. Rainbow Dash va a participar en una competición de pegasos voladores. Me he enterado recientemente de que Dash es la única hija de Great Flying. Quien en su día sacrifico su vida para salvarme a mí.

Nota personal

Ocurrió que cuando aun mi hermana estaba exiliada en la luna, un grupo de la guardia real se rebeló contra mí y trato de asesinarme. Luche contra los traidores y logre véncelos pero uno de ellos estuvo a punto de atravesarme con su espada, y lo hubiera hecho de no ser porque Great Flying, una de mis soldados, me protegió voluntariamente con su cuerpo, logre reaccionar y matar al traidor, pero yo, al contrario que mi hermana, no tengo poderes de regeneración. Y no pude hacer nada por ayudar a mi salvadora.

Great Flying no solamente era una gran militar. Ella era una de las mejores voladoras de la historia de Equestria, sabía también tocar el arpa y el piano, y poseía tales habilidades sociales que podía moverse hábilmente tanto entre la aristocracia como con la plebe. Lo más curioso es que ella nunca presumía de sus logros, era muy humilde. Siempre decía que todo lo conseguía mediante esfuerzo y tiempo, eso era muy cierto, pocos ponis tienen la capacidad de trabajo y la perseverancia de ella. Yo siempre la admire por eso me duele lo que la hice. Una vez muerta yo la acuse de ser la líder de los rebeldes e hice que su cadáver fuera decapitado. La cabeza fue disecada y expuesta en el museo de Canterlot, donde aun puede verse con un rotulo que pone "Aquí yace la traidora que trato de asesinar a la princesa Celestia". El resto de su cuerpo fue descuartizado e incinerado en un vertedero. La imagen de cómo maltrataba el cadáver de una amiga intimido a toda Equestria. Todo esto lo hice para intimidar al ejército y que no volviese a producirse nuevos levantamientos. Hasta la fecha el teatro ha funcionado. Por supuesto los soldados que estaban presentes en la última batalla de Great Flying sabían la verdad pero les silencie sobornándolos o amenazando a sus familias si hablaban. Sé que mi conducta fue innoble pero ¿Qué podría haber hecho? La calumniada ya estaba muerta ¿Qué se ganaba honrándola? Rainbow Dash nunca ha llegado a saber la verdad sobre su madre. Luna tampoco conoce esta historia.

Twilight dejo de leer indignada. Celestia había calumniado la memoria de la poni que la salvo la vida. La alicornio fue a ver a Dash y le enseño el texto, al enterarse la pegaso azul monto en cólera.

— ¡Miserable! ¿Cómo pudo?—respondió Dash marchándose precipitadamente al palacio real.

Rainbow Dash había perdido a su madre cuando aún era una potrilla, desde entonces fue criada por su padre hasta que él falleció poco antes de que ella se graduase. Desde muy niña la pegaso azul había oído rumores sobre su madre, todos decían que era una asesina, pero ahora Dash conocía la verdad. Su mamá había muerto como una heroína y se la había calumniado tras su fallecimiento. Rainbow Dash estaba fuera de sí. Agredió a varios soldados y entro a la fuerza en la habitación de Celestia.

— ¡He leído su libro! Usted… Usted ha estado calumniando a mi madre y su memoria durante años. Destruyo su cadáver.

—Tuve que hacerlo. Tenía que hacerme respetar—contestó Celestia que estaba levantada mirando por la ventana.

—Esta enfermedad no es tal. Es un castigo del cielo por lo hizo. No volveré a confiar en usted y no seguiré portando el amuleto de la armonía.

De pronto los guardias detuvieron a la pegaso y la sacaron a la fuerza del dormitorio. Los soldados querían llevarla presa por insubordinación, pero de pronto apareció Luna, quien ordeno que soltaran a Dash. Después la alicornio y la pegaso se marcharon a los jardines reales, donde Rainbow le confesó todo a la princesa de la noche.

—No sé qué decirte, Rainbow, pero de todas formas estás no son formas de hacer las cosas. Pensaré en alguna manera de limpiar el nombre de tu madre, pero quizás sea mejor esperar hasta que mi hermana fallezca. Ahora es mejor que te vayas antes de que vuelvan los guardias. Y, por favor, no abandones tu elemento de la armonía.

—No lo haré. Gracias, princesa Luna—respondió Dashie mientras se alejaba volando, de pronto la pegaso se cruzó con Twilight, quien usando sus nuevas alas había ido a buscar a su amiga. Ambas regresaron juntas a Ponyville.

Dos días después de que Celestía fuese reprendida por Rainbow Dash uno de los soldados del palacio de Canterlot se marcho a escondidas de él y se dirigió a la guarida de Chrysalis, la Reina de los Changelings (en español el nombre significa simuladores. La forma en singular es changeling = simulador). Allí el soldado tomo su verdadera forma de Changeling.

—Mi reina, todo marcha a la perfección. Celestía fue envenenada. Dentro de pocos días morirá.

—Excelente. Sin embargo, comandante, aun quedan pendientes los elementos de la armonía. Debemos robar esos talismanes para que no los usen contra nosotros.

— ¿Por qué robarlos? Destruyámoslos y un problema menos.

—No es tan sencillo destruirlos. Debemos arrebatárselos a nuestros enemigos. Aunque no sabemos si los tiene Celestia o Twilight. Lo mejor es que usted continué en el palacio para espiar a las princesas y averiguar el paradero de los talismanes.

— ¿Qué hay de Shining Armor y su escudo de protección?

—He descubierto un hechizo que me permite atravesar cualquier tipo de barrera. Y ahora no pierda más el tiempo, regresé al palacio.

—Sí, Majestad.

Mientras tanto en Canterlot Luna se había reunido en privado con su hermana. Esta vez Celestia no había podido impedirle el paso.

—Sé lo de la madre de Rainbow Dash ¿Cómo fuiste capaz de una cosa así?

—Tenía que hacerme respetar y la imagen de cómo maltrataba el cadáver de una amiga impuso temor en el ejército y la población. Siempre me he arrepentido de ello, por eso tenía que confesarlo. Además la supuesta víctima no era tal, ella ya estaba muerta, murió en combate. ¿Qué más le daba si su cadáver era respetado o no?

Entretanto Twilight continuaba con la lectura.

Mi discípula ya lleva dos años en Ponyville. Le he enviado siete invitaciones, una extra para Spike, para la Gran Gala del Galope. Personalmente no tengo ninguna gana de que las amigas de Twilight asistan al evento, pero es una buena ocasión para poner a prueba sus modales y su relación con mi estudiante.

Celestia by moongazeponies-d3jfa16.png

Twilight y sus amigas han arruinado la fiesta y destrozado el salón de festejos. La aristocracia se me ha echado encima, pidiéndome que no volviese a invitarlas. A pesar de todo me he mostrado compresiva con mi alumna y sus amigas. No me conviene enfadarme con las portadoras de los elementos de la armonía, al menos hasta que averigüe la forma de conseguir que los talismanes vuelvan a obedecerme solo a mí. Por otro lado me siento encariñada con mi estudiante, no debería ser así, pero el caso es que cada vez me siento más unida a mi discípula, y también a sus amigas. Los años me vuelven blanda pero… el caso es que yo no puedo tener hijos, tal vez por eso cada vez me siento más unida a Twilight, ella ha sido lo más parecido a una hija que he tenido nunca.

Mientras tanto en la guarida de los simuladores la reina Chrysalis buscaba a su hija, quien se había escapado de casa, no era la primera vez que lo hacía.

«Me gusta que mi hija tenga un mal comportamiento, pero no debería tenerlo con su madre» pensaba Chrysalis.

FIN DEL CAPÍTULO 1

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar